PWG - APLICACIONES

¡Contáctenos!


Junio 2002

¡ 70 mm POR DÍA! (3 - 5 de Junio)

"El problema de fondo es que el agua acusa lo mala que es la planificación urbana existente en Santiago. Se demuestra con el Plan Regulador de 1994: son planos que parecen hechos por cabros chicos"

José Ramón Ugarte,
Vicepresidente del Colegio de Arquitectos

"Lamentablemente desde el punto de vista de prioridades de inversión resulta ser que las aguas lluvia no es la prioridad (...) Si la pérdida que me está generando esta lluvia son US$ 40 millones al año, no debiéramos invertir más que eso por año"

Roberto Aigneren, Presidente del área Infraestructura de la CChC

" No me explico cómo se daba una información pública tan distinta de la que nosotros manejábamos"

Alberto Maturana, Director de ONEMI, comentando el pronóstico meteorológico del 2 de Junio

CRONOLOGÍA

* Jueves 30 de Mayo: ONEMI recibe una Alerta de parte de la Dirección Meteorológica de Chile, indicando la aproximación de un sistema frontal nunca antes visto.
* Viernes 31 de Mayo: Alberto Maturana y José Miguel Insulza constatan la gravedad del asunto. Con las últimas lluvias la tierra ya no puede seguir absorbiendo agua.
* Sábado 1° de Junio: Los Modelos Numéricos Meteorológicos pronostican precipitaciones superiores a los 100 mm. Como es tradición (por razones de credibilidad de los modelos), Hugo Oliva (Jefe de Meteorología) informó una cifra conservadora: 40 a 70 mm.
* Domingo 2 de Junio
- Los Modelos del Departamento de Geofísica de la Universidad de Chile y de la Dirección Meteorológica indican que Santiago recibiría lluvias cercanas a los 120 mm.
- ONEMI pasa a Estado de Alerta Amarilla e informa que considerando las precipitaciones de Mayo, "Se advierte una menor capacidad de absorción de aguas lluvia, lo que incrementa la vulnerabilidad de la zona comprometida".
- Domingo en la noche: Los reportes públicos pronostican... "Lluvias débiles"
- Domingo, 9:00 PM: Comienza la lluvia.
* Lunes 3 a Miércoles 5 de Junio: Se observan precipitaciones intensas y sostenidas entre las Regiones V, VI y Metropolitana

BALANCE

* Total de lluvias en Santiago durante un año normal: 310 mm.
* Total de lluvias a la fecha en un año normal: 60 mm.
* Lluvia caída entre los días 3 y 5 de Junio: 212 mm.
* Anterior record: 17 - 20 de Junio de 1926, 143 mm.
* Clases suspendidas durante 3 días.
* Total de afectados: 200 mil.
* Total de muertos: 14
* Fenómenos singulares: aluvión en Los Molles y caudal del Río Mapocho de 1000 m3/s


Aluvión en Los Molles

ZONAS HISTÓRICAS DE ANEGAMIENTO
i) Sector Norte Las Cruces: 19 puntos. Villa Las Bandurrias, Villa Los Libertadores, Población Las Tres Puntas, etc.
ii) Sector Norte Mapocho: 34 puntos. Cuatro cruces de la Avenida José Joaquín Pérez, Avenida Arrieta, Avda. Kennedy desde A. vespucio hasta Rotonda Pérez Zujovic. etc.
iii) Sector Centro: 47 puntos. JJ Prieto con Lo Ovalle, cruces bajo nivel en A. Vespucio con JJ Prieto, Lo Espejo, Callejón Lo Ovalle, Villa Los Héroes de Maipú, etc.
iv) Sector Sur: 17 puntos. Lo Blanco con Ochagavía, Santa Rosa con A. Vespucio; Gran Avenida, entre Esperanza y Observatorio, etc.


Marzo 2001

Solución del MOP a las inundaciones de Santiago

Como recordarán, en febrero se publicitó en El Mercurio la solución del MOP para mitigar el impacto de las inundaciones en Santiago. La idea consiste en utilizar pozos de 1.5 m de diámetro y 20 m de profundidad capaces de canalizar por infiltración las aguas lluvias al subsuelo. Puede que sea necesario cuantificar lo siguiente:
- La profundidad de la napa en su nivel máximo de agua, desde el fondo del pozo filtrante
- La calidad del terreno para efectos de determinar el índice de absorción
- La cantidad de terreno necesario para filtrar
(Artículo 92 del Reglamento del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental)

La solución considera los siguientes pasos:
- Las precipitaciones son direccionadas de algún modo a un pozo
- En el pozo el agua fluye con un caudal cercano a los 60 l/s
- El agua es depurada con cierto sistema, quitándole sedimentos, aceites, basuras, etc.
- El agua pasa al área circundante al pozo mediante infiltración, formando así bolsones de agua alrededor de éste
- No existiría "Riesgo por daño ambiental" (Artículo 15 de la Ley 19300) debido a que la "napa grande" de Santiago se encontraría a 150 m de profundidad

Preguntas:
- ¿Cuál es la confiabilidad del sistema que permite depurar el agua y cuál es el grado de depuración que se puede lograr? Si el sistema cumple con altos estándares, no hay nada que objetar
- Los bolsones de agua van a descender por gravedad. Si no existe un estrato impermeable, tarde o temprano van a alcanzar la "napa grande" de Santiago, lo que podría en ciertos casos generar daño ambiental. Por ejemplo, en el descenso los bolsones de agua podrían arrastrar nitratos y años más tarde salinizar la "napa grande". En el caso de tener la certeza de la existencia de un estrato impermeble, no habría nada que objetar. ¿No sería mejor entrampar el agua entre dos estratos impermeables?
- ¿Cuál es el riesgo por daño ambiental para los acuíferos superficiales, a saber, aquellos que alimentan las típicas "norias" de los pequeños agricultores? Si el riesgo es aceptable dentro de la legislación ambiental chilena, no habría nada que objetar
- Se afirma que la "napa grande" está a 150 m de profundidad. ¿Qué estudio confirma esta aseveración? ¿En algunas zonas no podría estar a una profundidad radicalmente distinta? De existir un riguroso estudio que haya cuantificado la distribución de la "napa grande", no habría nada que objetar

Según el artículo 6 del Reglamento del SEIA, podría ser conveniente cuantificar lo siguiente:
- La composición, peligrosidad, cantidad y concentración de los efluentes líquidos...
- La frecuencia, duración y lugar de las descargas de efluentes líquidos...
- La capacidad de dilución, dispersión, autodepuración, asimilación y regeneración de los recursos naturales renovables presentes en el área de influencia del proyecto
- El volumen, caudal y/o superficie, según corresponda, de recursos hídricos a intervenir y/o explotar en cuerpos de agua subterráneas que contienen aguas milenarias y/o fósiles; una cuenca o subcuenca hidrográfica transvasada a otra...
- La superficie de suelo susceptible de perderse o degradarse por erosión, compactación o contaminación


Artículo aparecido en La Tercera, Domingo 11 de Marzo de 2001

Inversiones alcanzan a los 700 millones de pesos
MOP construirá 40 pozos para aguas lluvias de Santiago

Las obras, que deben estar entregadas en mayo, pretenden mitigar el impacto de las inundaciones que cada invierno sufren sectores puntuales de la capital, pero no reemplazan proyecto de cuatro grandes colectores que se construirán este año.

En mayo de este año deberán estar construidos 40 pozos absorbentes de aguas lluvias en el Gran Santiago, que forman parte de un plan piloto del Ministerio de Obras Públicas y cuyo objetivo es mitigar los efectos de las inundaciones que cada invierno afectan a sectores puntuales de la capital. La información fue dada conocer por el ministro (s) de la cartera, Juan Carlos Latorre, desde el paso bajo nivel de Lo Espejo -uno de los lugares que se inunda cada año- señalando que la inversión total de las obras, alcanzará aproximadamente los 700 millones de pesos. Cada uno de los pozos tendrá un diámetro de un metro y medio, con una profundidad de 20 metros aproximadamente y contarán con decantadores de sólidos y filtros, a fin de que lo que sea absorbido corresponda solamente a agua. Su capacidad absorbente superará los 60 litros por segundo, lo cual -según se aseguró- los constituye en un real aporte para mitigar el impacto de las lluvias invernales.

Hasta el momento, sólo se han definido quince puntos en donde se emplazarán las obras: siete en la comuna de Lo Espejo y ocho en la comuna de La Cisterna, donde cada año las inundaciones causan estragos en las poblaciones aledañas. Se aseguró además que cada uno de los pozos estará debidamente protegidos para evitar accidentes o riesgos para quienes transiten por sus alrededores.

Colectores
Latorre recalcó que este programa es un plan piloto dependiente de la Dirección de Obras Hidráulicas del MOP y que, en ningún caso, sustituye al programa de evacuación de aguas lluvias del Gran Santiago, que contempla la construcción este año de por lo menos cuatro grandes obras de este tipo. Se trata de los colectores Grecia-Quilín, Lo Martínez en la comuna de El Bosque, La Serena-Las Industrias y el sistema Puente Alto con dos colectores más. El plan de colectores para Santiago, informó el ministro (s), tiene un desarrollo superior a los cinco años y demandará entre US$ 500 y US$ 600 millones, mientras que el programa a nivel nacional demandará alrededor de mil millones de dólares.

El ministro aclaró que estas obras podrán concretarse sólo en aquellas zonas de la capital donde las napas o cursos de agua subterráneos, se hallan a más de 100 metros de profundidad. Por ello, la ubicación de las estructuras y su posterior construcción deberán contar con la autorización de los expertos de la Dirección de Obras Hidráulicas.

Según cálculos de esta repartición pública, la denominada "napa grande" del Gran Santiago se encuentra a 150 metros de profundidad, por lo que no existe peligro que éstas sean contaminadas por los pozos de absorción de aguas lluvias.

Latorre destacó que la construcción de los pozos demandará mano de obra estimada de 200 hombres por mes.


El Mercurio, Domingo 11 de Febrero de 2001
Cuerpo C, pág 1

REGIÓN METROPOLITANA:
Con 40 Pozos Evitarían Inundaciones

La red complementará el Plan Maestro de Aguas Lluvias, que por su magnitud tardará varios años en concretarse.

Bajo la premisa de que no se trata de una solución mágica, porque existe el peligro de contaminar las napas subterráneas, el Ministerio de Obras Públicas y la Intendencia Metropolitana impulsarán la construcción de una red de pozos profundos o absorbentes para impedir las habituales inundaciones invernales.
La idea, que aún está siendo afinada por sus gestores, pretende complementar el Plan Maestro de Aguas Lluvias de Santiago, que por involucrar obras definitivas y de mayor magnitud - sólo en Santiago cuestan US$ 500 millones y ni siquiera existe aún una fórmula de financiamiento- tardará varios años en estar listo.
Por ejemplo, las obras del colector Grecia-Quilín (partieron la semana pasada) no estarán listas sino hasta a principios de 2002, por lo que este invierno persistirá el peligro de inundación en Macul y Peñalolén.
Ahora las autoridades decidieron replicar una experiencia probada con éxito en La Reina y Peñalolén, que habitualmente sufren estragos por el desborde de quebradas cordilleranas.

¿De qué se trata?
En términos simples, de agujeros capaces de llevar a presión el agua (previamente filtrada) hasta las napas subterráneas, acuíferos de capacidad inimaginable existentes bajo la ciudad.
Cálculos preliminares indican que la urbe requiere al menos 40 de estos pozos para resolver sus anegamientos más frecuentes.
"Si aparece una alternativa que permite resolver los problemas puntuales, no podemos negarnos (...) No es una solución mágica, pero ayudaría", explica al intendente metropolitano, Sergio Galilea, frente a los reparos de algunos sectores que perciben este sistema como un remedio "parche".
El costo unitario de construcción bordea los $ 3 millones, por lo que la Intendencia y el MOP esperan reunir en conjunto algo más de $ 100 millones para iniciar las faenas en las próximas semanas.

Experimento en La Reina
Según especialistas, las características morfológicas del Gran Santiago permiten asegurar que en las comunas de la zona sur es posible infiltrar todas las aguas lluvias sin mayor inconveniente, a través de pozos cuya profundidad podría variar entre los 20 y los 50 metros.
Algunos sectores de la parte norte, en cambio, presentarían más problemas, ya que en comunas como Lampa, Quilicura, Huechuraba y Conchalí las napas están demasiado cerca de la superficie.
Depositar en ellas las aguas lluvias sólo ocasionaría un anegamiento mayúsculo.
El sistema fue probado el año pasado en La Reina a instancias del ingeniero Felizardo Figueroa.
Se construyó un pozo de 40 metros de profundidad que fue capaz de infiltrar sin problemas el agua de seis camiones aljibes.
Un beneficio indirecto de este mecanismo es que permite reabastecer los acuíferos subterráneos, ya que éstos son intensamente explotados como fuente del líquido.
Sin embargo, el propio Muñoz, advierte que la infiltración debe hacerse con sumo cuidado, pues existe el riesgo de contaminar las napas.
Sucede que las aguas lluvias inundan un lugar después de un largo recorrido por la cuenca de Santiago, durante el cual han arrastrado sedimentos, aceites y todo tipo de desperdicios.
Sin una filtración (limpieza) previa de ese contenido, los pozos absorbentes inyectarían agua sucia a una reserva limpia.
Como la red de colectores de aguas lluvias es insuficiente, en días de intensas precipitaciones el líquido termina introduciéndose al alcantarillado, o sea, a los ductos que evacuan las aguas servidas provenientes de viviendas, empresas e industrias.
Por ello es que su nauseabundo contenido suele colapsar las alcantarillas, uniéndose en una sola masa de agua al resultado de las lluvias. Si esa mezcla llega a las napas, ni hablar.
"Sería un desastre ecológico", admite Muñoz.
Como los puntos críticos sobran en Santiago, el análisis para determinar dónde se harán en definitiva estos pozos debe centrarse en las zonas donde técnicamente ello sea viable.

Comentarios
  • Dado que estamos a años luz de controlar el clima, la mejor medida que pueden tomar las autoridades es desarrollar una infraestructura orientada a la prevención de los efectos negativos de éste
  • No es llegar, perforar e inyectar el agua. Algunos factores que deben ser considerados son:
    • Permeabilidad del estrato en el que se inyectará el agua. ¿Cómo hacer una buena estadística de este parámetro?
    • ¿Cómo determinar fehacientemente y en forma económica la distribución 3D del estrato?
    • ¿Cómo minimizar el riesgo de colapso del pozo?
    • ¿Cómo encauzar las aguas lluvias al pozo?
  • No se tendría riesgo de lixiviados (ni problemas con la CONAMA, ni oposición ecologista) si la napa se encontrara entre dos estratos impermeables. ¿Cómo asegurarse de ésto de modo que las conclusiones sean representativas de la situación global?
  • El pozo no puede ser superficial. Seguramente se necesitará tecnología petrolífera para crearlos
  • ¿Qué problemas surgirán con la Ley de Bases 19300, el Impacto Ambiental y los Derechos de Agua?

Seguramente los expertos de la Ingeniería Dura tendrán mucho trabajo para responder estas preguntas...